COICOM Internacional

APROPIACIÓN DE RIQUEZAS

stairs, businessman, business

“Y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?”

Lucas 12:19-20

Dios no se opone a la riqueza. Pero Dios se opone al mal uso y abuso de la riqueza. Quiere que usemos nuestra riqueza sabiamente, sin importar cuánto o cuan poco tengamos. David y Salomón fueron los hombres más ricos de su tiempo. José de Arimatea, el hombre que le dio a Jesús su tumba, era extremadamente rico.

Lo que le importa a Dios no es cuánto dinero ganas sino cual es el efecto que este tiene sobre tu vida. Las Escrituras dicen que puedes ganar tanto dinero como puedas durante tu vida siempre que cumplas con estos 4 requisitos básicos.

Siempre que no perjudique tu salud: Algunas personas literalmente trabajan hasta la muerte. Amasan una fortuna personal y luego sufren un infarto. En nuestra sociedad, parece que los adictos al trabajo son los héroes. Por ello dice en Proverbios 23:4 “No te desgastes tratando de hacerte rico. Sé lo suficientemente sabio para saber cuándo detenerte”. La Biblia enseña que la vida siempre debe tener prioridad sobre la riqueza.

Siempre y cuando no lastime a mi familia: ¿Cuántas familias se han derrumbado porque los padres están demasiado ocupados ganando dinero para comprar cosas para los hijos? Los hijos quieren que uno pase tiempo con ellos. Prefieren la atención más que cualquier cosa que puedas comprarles.

Siempre que no lastime a otras personas: La visión del mundo es pisar a quien tenga que pisar para lograr el éxito. En Proverbios 21:6 dice “La riqueza fruto de una lengua mentirosa es una neblina que se esfuma y una trampa mortal”. Dios exige que ganemos dinero con honestidad y justicia. No lastimando a otros en el camino.

Siempre que mantenga mi vida espiritual al mismo nivel: Dios quiere que estemos en equilibrio. En 3 Juan 1:2 dice “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. Dios dice que, si vas a establecer metas financieras, también debes establecer metas espirituales. Que las riquezas no apaguen tu vida espiritual.

CONCEPTO IMPORTANTE

Hay tanta gente que está trabajando hasta morir tratando de pagar cosas que realmente no necesita. No te agotes tratando de hacerte rico. La salud debe tener prioridad sobre la riqueza.

Si mi crecimiento espiritual está progresando al mismo nivel de mi prosperidad financiera entonces voy bien. Pero si las riquezas sacan de balance a mi vida espiritual y mi relación con Dios, entonces estaré en problemas.

En Proverbios 11:25 dice “El alma generosa será prosperada; y el que saciare, él también será saciado”. Si vamos a aprender a ser como Dios, tenemos que aprender a dar a las personas. No importa cuán rico me haya vuelto, no soy libre financieramente hasta que no aprenda a dar. Para vivir en abundancia, tengo que dar en abundancia.

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti para reconocer que mi vida no está en equilibrio y que me he preocupado demasiado en hacer riquezas. Hoy renuncio a ese espíritu de querer más y te pido que me ayudes a dar y ser generoso.  

POR ARNOLD ENNS

Dejar un comentario