Estudio Barna: inquietud espiritual es mayor en no creyentes millenials que en adultos


Muchos no cristianos que quieren hablar sobre la fe con cristianos a menudo no logran un diálogo positivo con sus conocidos o amigos creyentes.

De acuerdo con un informe de investigación de Barna Group, los estadounidenses de la generación millenial que se identifican como no cristianos muestran más interés en los problemas espirituales que los no cristianos de generaciones anteriores.

Los hallazgos formaron parte de un informe más grande titulado Reviving Evangelism , que se basó en los estudios de adultos estadounidenses del año pasado.

El resultado de la investigación fue publicado la pasada semana. Barna descubrió que el 70% de los millennials no cristianos informaron haber tenido al menos una conversación sobre sus creencias religiosas con un amigo cercano o familiar. Por el contrario, sólo el 52% de los no cristianos mayores dijeron lo mismo.

Barna también encontró que el 64% de los no cristianos millennials dijeron haber tenido una o más conversaciones sobre sus creencias con un cristiano, en comparación con el 44% de los no cristianos mayores.

«Es mucho más probable que los no cristianos milenarios hayan tenido una o más conversaciones sobre la fe que sus contrapartes mayores y tienen el doble de probabilidades de expresar interés personal en el cristianismo (26% frente a 16%)», explicó Barna.

“También han tenido mucha más experiencia personal con todo tipo de métodos de evangelización que los no cristianos mayores, incluso a través de tratados (45% frente a 26%) o encuentros con una persona en la iglesia (35% frente a 19%) o en la calle (30% vs. 16%) «.

Búsqueda de diálogo abierto con cristianos

El pasado mes de febrero, Barna publicó otra muestra del informe Reviving Evangelism , que señalaba que los no cristianos que están dispuestos a hablar sobre la fe con cristianos a menudo no logran establecer un diálogo positivo con sus conocidos o amigos creyentes.

Barna descubrió que si bien un 62% de los encuestados habían querido hablar con un compañero cristiano practicante que le «escuchase sin juzgar», solo lo logró en el 34% de encuentros con cristianos practicantes que ellos conocían personalmente.

Además, el 50% de los encuestados no cristianos dijeron que querían dialogar con alguien que «no les obligase a llegar a una conclusión definitiva». Sin embargo, solo el 26% lo logró hablando con cristianos practicantes que conocían.

«No todos pueden estar listos para ir de la A a la Z en una sola conversación, y forzar a progresar con el tema puede incomodar a los no cristianos, hasta el punto de rechazarlos», dijo Brooke Hempell, vicepresidente senior de investigación en TheBarna Group, en una entrevista anterior con The Christian Post.

«Permitir que la otra persona saque sus propias conclusiones deja abierta la posibilidad de que puedan abandonar la conversación sin tomar una decisión por Cristo; según algunas medidas de evangelización, esa conversación sería un fracaso».

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL – SOCIEDAD – Estudio Barna: inquietud espiritual es mayor en no creyentes millenials que en adultos

Dejar un comentario